Download 098 - Plutarco - Moralia II PDF

Title098 - Plutarco - Moralia II
File Size7.3 MB
Total Pages164
Document Text Contents
Page 1

BIBLIOTECA CLASICA GREDOS, 98 PLUTARCO

O B R A S MORALES
Y DE COSTUMBRES

(MORALIA)

SOBRE LA FORTUNA SOBRE LA VIRTUD Y EL VICIO
ESCRITO DE CONSOLACI~N A APOLONIO CONSEJOS
PARA CONSERVAR LA SALUD DEBERES DEL
MATRIMONIO-BANQUETE DE LOS SIETE S A B I O S *

SOBRE LA SUPERSTICIÓN

INTRODUCCIONES, TRADUCCIONES Y NOTAS POR

CONCEPCIÓN MORALES OTAL Y JOSE GARCIA I.ÓPEZ

EDITORIAL GREDOS

Page 2

Asesor para la sección griega: CARLOS GARC~A CUAL.

Según las normas de la B. C. C., las traducciones de este volumen
han sido revisadas por ROSA M.' AGUILAR.

O EDITORIAL CREDOS, S. A.

Sánchez Pacheco, 81, Madrid. España, 1986.

Las traducciones. introducciones y notas han sido llevadas a cabo en
común por: CONCEPCI~N MORALES OTAL y JOSÉ GARCÚ L ~ P E Z .

Deposito Legal: M. 33178-1986.

Impreso en España. Printed in Spain.
Gráficas Cóndor, S. A., Sánchez Pacheco, 81, Madrid, 1986. - 5978.

1. Obras incluidas

Incluimos en este segundo volumen de Obras morales
y de costumbres (Moralia 11) siete tratados, que siguen,
en el orden tradicional desde la edición veneciana de G .
Xylander, a los traducidos también por nosotros en el vo-
lumen anterior de esta misma colección. Si entonces pudi-
mos recoger bajo un mismo epígrafe de la Introducción
(((Sobre la educación y la amistad))) el contenido de los
tratados allí traducidos y presentar, por ello, una introduc-
ción general valida para todos ellos, para el presente volu-
men sólo redactamos esta breve introducción informativa;
pero, en cambio, cada opúsculo lleva una introducción al-
go más extensa con la que intentamos acercar al lector al
contenido y a la problemática surgida en torno al mismo
en sus líneas más generales.

Plutarco se mantiene también, en estos tratados, en la
línea pedagógico-moralizante que sigue en su obra conoci-
da por el nombre general de Moralia; sin embargo, el con-
tenido de estos siete tratados es mucho más variado y hete-
rogéneo. Esta circunstancia se puede comprobar por la mera
lectura de los títulos con los que se conocen y que pasamos
a facilitar en la traducción castellana que nosotros propo-

Page 82

CONSEJOS PARA CONSERVAR LA SALUD 167

su propio cuerpo el que conoce estas cosas por otro y le
pregunta al médico si está más sano en verano, que en
invierno, si tolera mejor los alimentos líquidos o los sóli-

F dos y si tiene por naturaleza un pulso acelerado o débil.
En verdad es provechoso y muy fácil conocer tales cosas,
pues uno siempre está teniendo experiencias y relaciones
con ellas. Y entre las comidas y las bebidas conviene cono-
cer mas las útiles que las agradables ''' y ser mas experi-
mentado en las que sientan bien al estómago que en las

137A que saben bien y en las que no turban la digestión que
en las que hacen cosquillas al gusto. Y preguntarle al mé-
dico qué es de difícil y qué de fácil digestión, y qué es
pesado o qué fácil para el estómago, no es menos vergon-
zoso que preguntarle qué es dulce y qué es amargo y agrio.
Pero, hoy día, la gente corrige a los cocineros, porque sa-
ben por experiencia qué cosa está más dulce o mas salada
o mas agria de lo conveniente; en cambio, la misma gente
desconoce qué mezcla será ligera, inofensiva y provechosa
para el cuerpo. Por ello, rara vez el condimento de la sopa
en su casa está mal hecho, pero, sazonándose a sí mismo
mal y de forma descuidada, dan diariamente gran cantidad

B de trabajo a los médicos. Y no piensan que la sopa más
dulce es la mejor, sino que le mezclan sabores amargos
y agrios. Por otro lado, inyectan en su cuerpo muchos y
excesivos placeres, en parte por ignorancia y, en parte, por-
que no se acuerdan de que la naturaleza, con lo que es
saludable y provechoso, atrae hacia si un placer que no
causa dolor ni arrepentimiento. Pero también conviene acor-
darse de estas cosas, afines y Útiles al cuerpo y de las que
le son contrarias, en los cambios de estación y en otras

I l 5 Cf. PLUT., Mor. 661. en donde el médico Filón por boca de Filino
exhorta a tomar las comidas conocidas y apropiadas a la propia naturaleza.

circunstancias, sabiendo adaptar debidamente la dieta a cada
una de ellas I l 6 .

27

Cuantos obstáculos encuentra la mayoría de los hom- c
bres a causa de la mezquindad de espíritu y la falta de
libertad en relación con la recolección y los cuidados labo-
riosos de sus cosechas, con los insomnios, idas y venidas,
haciendo aparecer las enfermedades y los males encubier-
tos de su cuerpo, no hay razón para temer que los encuen-
tren los hombres de letras y los políticos, a los que dirigi-
mos nuestro discurso. Pero éstos se han de guardar de otra
clase de mezquindad más aguda, inherente a las letras y
a las enseñanza, por la que se ven obligados, muchas ve-
ces, a despreocuparse y a descuidar su cuerpo, sin ceder
aunque esté agotado, sino que obligan por la fuerza al mor-
tal a rivalizar e igualarse con el inmortal y al nacido en
la tierra con el olímpico I l 7 . Después, lo que el buey le
decía a su compañero de esclavitud, el camello, que no
quería aliviarle la carga: «Pues bien, dentro de un rato
tendrás que llevarme a mi y a todas estas cosas» l I 8 , 10
cual acaeció así, después de que murió el buey; lo mismo
le sucede al alma, pues por no querer ceder y relajar el
cuerpo trabajado y necesitado de descanso, al poco se le
declara una fiebre 'o un mareo y, dejando los libros, los
discursos y las disputas, se ve obligada a participar con él de
las enfermedades y los trabajos. Por eso, Platón '19 acon-

116 Esta prescripción se halla también en HIP., De h naturaleza del
hombre, ed. LITTRE, VI. 54. Cf. CEL., De med. 1 3. 34: «tempus quoque
anni considerare ooortetn.

117 Cf. PLAT., Leyes 727e. donde se hace la misma comparación.
I l 8 Cf. Fábulas de Esopo 181: «El burro y la mula» (ed. PERRY).
I l 9 Tim. 88b.

Page 83

168 MORALIA

sejo muy bien no mover el cuerpo sin el alma, ni el alma
sin el cuerpo, sino procurar que ambos guarden un equili-
brio semejante al de un tiro de animales: cuando el cuerpo
trabaje más que el alma y se canse, proporcionándole un
cuidado y una atención especiales, pensando que, de todos
los bienes que la preciosa y deseada salud puede dar, el
más preciado es la libertad para la adquisición de la virtud
y para su uso tanto en las palabras como en los hechos.

DEBERES DEL MATRIMONIO

Page 163

Paris, 140F.
Parmenión. IOSA.
Pasífae, 139A.
Pausanias, IOSA, 170E.
Pelida. 1 13F.
Peloponeso, 161 D.
Penélope. 140F.
Periandro, 146C y D, 147C, 148C y

E, 149C y E, 150A. B. C y F,
151E. 152B y E. 153E. 154C y E,
15SE. 156D y E. 157E, 160D y E,
1618, 1628, 163F. 164A y B,
166C.

Pericles. 118D y E.
Persuasión, 138C.
Pieria. 146A.
Piérides, 167C.
Píndaro, Pítico 1 13, 167C; 111 81-82,

1078; VI11 95 SS.. 104B. Frs., 2,
3, 109A. 109B; 124, 133C; 129.
I20C; 143. 167E-F; 207, 104A;
216. 116D.

Pítaco, 147B y C, 1528, 153E, 154E,
ISSD, E y F. 156A. 157D y E,
163A, 164A y B.

Pitagoras, 169E. Camino Aureo
17-18. 116E; 42, 1688.

Pítica, 161C.
Platón, Apologío 29a, 108D; 40c4lb.

107C. Critios IISb, 134A. Fedón
66b-67b. 108A. Gorgim 523a,
120E. Leyes 643b. 13SD; 729b,
144F. Protugoros 321~. 98D. Re-
público 462c, 140D; 604b. 112E;
571d. IOIA. Timeo 67b, 98B; 40c,
171A; 47d, 1678 y 129C; 88b,

137E. Sobre el alma, República,
Menón y Gorgias, I2OD.

Plutón. 12OE. 121A.

Poliano. 145A y B.
Policrates, 166C.
Posidón, IME. 158E. 160D. 1638 y

D, 164D.
Priamo, 97D, 105B, 113E, 169C.
Priene, 146E.
Pródico. 126C.
Prometeo, 98C. 99C, 99F, 121C.
Protagoras. 118E.

Quereas, 170E.
Queremón, verso de. 97C.
Quersias, I56E y F. 157A, 8 y C,

163F. 164A, B y C.
Quilón, 148A. 15ID. E y F; 1528 y

D. 154E, l5SD y E; 156A y F.

Radamantis, 121C y D.
Raria, 144A.
Régulo, luchador del pancracio. 124C.

Ria, fiesta de los locrios, 162D.
Rión, 162D.
Rocas Errantes, 156F.
Romano. el (L. Emilio Paulo). 141A.

Safo, 145F. 146A.
Salvadores, dioses, 169B.
Samos, 124F. 166C.
Semónides. de Arnorgos, Fr. 5, 136A.

(También llamado Simónides.)
Sicilia, 141D.
Sileno, llSB, C y E.
Simónides de Arnorgos. Fr. 3, 11 1C.

(Tambih llamado Sern6nides.)
Sim6nides de Ceos, 105A. 125D. Fr.

39. 1078.
Siria, diosa, 170C.

Sócrates, 1068, 107C. 108D. 109E.
ll8F. 120E. 124D y E. 130E,
141C.

Sófocles, 97F. Antígono 291, 170E.
Edipo Rey 4. 169D; 110, 98A; 379.
117A. Loocoonte. Fr. 344, 100D.

Frs.. 758. 98A; 761. 1078: 762.
141D; 763. 144B.

Sol, 139D, 158D.
Solón, 138D. 146E. 147C. 150A.

ISIE, 152A. C y D. 154C y D,
155B. C y E, 156A y C. 157D. E

Y F, 1588, 159A. I59B. 160D,
162C. 164C. Fr., ISSF.

Sueno, cita de Hornero. 107D.

Tales de Mileto, 146C. D y E, 1478,

148B.C. D y E, 149A. 8 , C. D,
E y F. ISOB, 152A y D. 153A. 8 ,
C y D, 154E. 155D. 1S7D. 158C,
160E. 163D.

Tántalo, 170F.
Tiirtaro, 104A. 12OF, 12IC. 159B.
Téano, 142C. 145E.
Teagenes, 145E.
Telamonio, Ayante, 164C.
Ténaro. 160d.

Teofrasto, 135C y E. Fr. 73, 104D.
Teribazo. 168E.

Terina. ciudad griega. 109B.

Tesalia, 145C.
Teseo, 112D.
Tiberio, Emperador. 136D.
Tideo, 104E.
Tidida, 164C.
Tifón, 15OF.
Tifones, 171D (personajes mitológi-

COS).
Timoclea, 145E.
Timoteo (hijo del general ateniense

Con6n), 127A.
Timoteo (poeta lírico). Fr. l . 170A.
Timóxena, 145A.
Tiresias, 167C.
Tito. Emperador. 123D. 124C.
Trasíbulo, 147C, 148E y F, 149B y C.
Trecén. 150A.
Trofonio, 109A.
Troilo. 113E. 162D.

Universo, 153D.

Zenón (texto atribuido a), 1 W .

Zeus. 99E y F, 1038, 105C. llOD.
1118, 112A, 113B. 116D, 12OE,
121A. 124A. 1268, 127D. 1298,
152F. I54A, 156F. 158D, 162D y

E. 164C. 167C. 1698 y C.
Zeuxipo, 1228, C y F.

Page 164

ÍNDICE GENERAL

Págs .

1 . Obras incluidas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11 La t r a d u c c i ó n 8

~ N D I C E DE NOMBRES PROPIOS. AUTORES Y PASAJES

CITADOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 321

Similer Documents