Download 1. NN La Operacion Condor (2006) PDF

Title1. NN La Operacion Condor (2006)
File Size9.2 MB
Total Pages270
Table of Contents
                            portada.jpg
Nn contenido.pdf
contraportada.jpg
                        
Document Text Contents
Page 135

134]

]

N.N. LA OPERACIÓN CÓNDOR. MEMORIA Y DERECHO

Recordé que, cuando estudiaba medicina, en el libro de texto, el famosísimo

Housay, había una fotografía en la cual un hombre, por el enorme tamaño que

habían adquirido sus testículos, los llevaba cargados en una carretilla. El tama-

ño de los míos era similar a aquel y su color de un azul negruzco intenso.

Otro día me llevaron y, a pesar del tamaño de los testículos, me acostaron

una vez más boca abajo. Me ataron y, sin apuro, desgarrando conscientemen-

te, me violaron introduciéndome en el ano un objeto metálico. Después me

aplicaron electricidad por medio de ese objeto, introducido como estaba. No

sé describir la sensación de cómo se me quemaba todo por dentro.

La inmersión en la tortura cedió. Aisladamente, dos o tres veces por sema-

na, me daban alguna paliza. Pero ya no con instrumentos sino, generalmente,

puñetazos y patadas.

Con este nuevo régimen, comparativamente terapéutico, empecé a recu-

perarme físicamente. Había perdido más de 25 kilos de peso y padecía la insu-

ficiencia renal ya mencionada.

Dos meses antes del secuestro, es decir, por febrero de ese año, padecí un

rebrote de una antigua simonelosis (fiebre tifoidea).

…unos 45 ó 60 días después del secuestro, tuve una recidiva de la salmo-

nelosis asociada a mi quebrantamiento físico”.

Page 136

135 ]]JUAN MARIO SOLÍS DELGADILLO

La ferocidad represiva del sistema gubernativo-militar que asoló y arremetió con la fuerza coactiva del estado, y leyes sin ningún sustento ni consenso democrático, a la región sur del continente
americano, no sólo utilizó la detención-tortura-desaparición de personas

como instrumentos de alineación en el proyecto de reorganización nacio-

nal, sino que se basó también en el amordazamiento de todos los medios

de producción de ideas con el fin de homogeneizar su pensamiento y evi-

tar la difusión de las ideas disolventes que se decían combatir.

Con la disolución de los partidos políticos, la compra de medios de

prensa tanto oral como escrita, la ilegalización de las marchas, sindicatos y

publicación de instrumentos fugazmente sospechosos, las cosas se pusie-

ron duras para la libertad de expresión.

Dejada en la orfandad intelectual, Sudamérica se vio sumida en un abis-

mo cónico y en caída libre marcado por el silencio aterrador sembrado por

el estado, y las pocas osadías disidentes que por medio de las ideas se en-

frentaron a las fuerzas de facto en el poder, pronto se vieron sucumbidas

por el cañón de una pistola que era el único método de razonamiento del

CAP˝TULO DÉCIMO QUINTO

LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN.
UN CASO APARTE

En el proyecto de una sociedad de sordomudos, cada ciudadano
debe convertirse en su propio Torquemada.

Eduardo Galeano

No dejan ver lo que escribo porque escribo lo que veo.
Blas de Otero

Page 269

Este libro se terminó de imprimir en la ciudad de
San Luis Potosí, en los talleres de Organización

Editorial Tangamanga S.A. de C.V.
en el mes de abril de 2006.

Contó con un tiraje de
1000 ejemplares.

Similer Documents