Download Evangelios Apócrifos PDF

TitleEvangelios Apócrifos
TagsBiblical Canon Gospels Bible Mary Mother Of Jesus Christ (Title)
File Size2.0 MB
Total Pages333
Document Text Contents
Page 1

www.formarse.com.ar


www.formarse.com.ar

Evangelios Apócrifos
Los evangelios apócrifos y el gnosticismo

Índice

1. Introducción. ...................................................................................2
2. El hallazgo en Nag Hammadi..........................................................2
3. Evangelios Apócrifos.......................................................................3
4. Gnosticismo.....................................................................................4
5. Los Evangelios Apócrifos y el Gnosticismo....................................5
6. Anexo...............................................................................................8
7. Bibliografía.....................................................................................10
8. Traducción de Todos los Evangelios Apócrifos.............................10

Evangelios de la infancia de Tomás..........................................................10
Redacción latina..............................................................................15

Protoevangelio de Santiago.......................................................................21

Evangelio del Pseudo-Mateo.....................................................................31

Libro de la Natividad de María.................................................................54

Historias de José el Carpintero..................................................................59
Redacción árabe.............................................................................69

Evangelio Arabe de la Infancia..................................................................77

Evangelio Armenio de la Infancia............................................................100

Fragmentos de Evangelio según los Hebreos...........................................177
Citas en la literatura cristiana primitiva.......................................177
Glosas en códices de San Mateo..................................................183

Evangelio de Pedro...................................................................................184
Fragmento Akhmin......................................................................184
Citas en la literatura cristiana primitiva.......................................187

Page 2

www.formarse.com.ar 2

Evangelio de Bernabé (fragmento italiano)..............................................188

Evangelio de Nicodemo............................................................................190
Acta Pilati.....................................................................................190
Descensus Christi ad infernos.....................................................201
(Primera) Carta de Pilatos a Tiberio...........................................210


Evangelios Gnósticos



Evangelio de Tomás................................................................................210
Texto copto de Nag Hammadi....................................................210
Fragmentos griegos de Oxyrhynchus.........................................220

Evangelio de Felipe.................................................................................222

Evangelio de María Magdalena...............................................................238
Fragmento griego........................................................................238
Fragmento copto.........................................................................238

Evangelio de los Egipcios........................................................................241

Evangelio de la Verdad............................................................................251

La Sabiduría Fiel (Pistis Sophia).............................................................259

9. (Al final se incluye un artículo sobre los Rollos del Mar Muerto)......329

1. Introducción.

El presente trabajo trata de establecer las eventuales relaciones entre los evangelios llamados
"apócrifos" y la tendencia filosófico – religiosa conocida como gnosticismo. En la medida de lo
posible, el objetivo es conservar la correspondencia entre ambos temas, para lo cual es
necesario primero aclarar sus significados. Sin embargo, antes de hacerlo, no se puede obviar
la importancia del descubrimiento en Nag Hammadi de textos gnósticos apócrifos,
especialmente los Evangelios de Felipe y Tomás, aunque no se dejan de lado otros
documentos de gran valor, como los apócrifos perdidos o los fragmentos papiráceos. La
principal fuente de información y referencia es la edición de Los Evangelios Apócrifos
preparada por Aurelio de Santos Otero e impresa por la Biblioteca de Autores Cristianos.

Al final, se presenta un anexo con el texto correspondiente a la IV Sesión del Concilio de
Trento, celebrada el 8 de abril de 1546, donde se establece la lista definitiva de los evangelios
canónicos.

2. El hallazgo en Nag Hammadi

Page 166

www.formarse.com.ar 166

10. Y, cuando el juez acabó de pronunciar estas palabras, Jesus se presentó al tribunal de
improviso, y preguntó: ¿A quién buscáis? Respondieron: A Jesús, el hijo de José. Jesús
dijo: Yo soy. Interrogó el juez: ¿Cuándo llegaste a esta villa? Jesús contestó: Hace
largos años que resido en ella. El juez ordenó: Manifiéstame, pues, cuál ha sido la causa
de la muerte violenta de ese niño. Y Jesus afirmó: No lo sé. Mas los padres del niño
clamaron: ¿Pretendes no saberlo, habiendo ahogado a nuestro hijo en el pozo? Y Jesús
repuso: Si es a otro a quien hay que pedir cuenta de su vida, ¿por qué me calumniáis tan
pérfidamente? El juez replicó: No digas falsedad, porque reo eres de muerte. Mas Jesús
aseguró: El testimonio de ellos es falso y verdadero el mío. Y el juez le dijo: Júralo por
la ley del Señor. Jesús repuso: ¿Por qué mientes ante Dios, y no lo temes? Mas el juez,
respondiendo, dijo: ¿Y qué mal hay en prestar juramento, cuando se es inocente, y no
queda otro recurso para escapar a la muerte? Jesús le contestó: ¿De modo que crees
legítimo pronunciar un juicio injusto? El juez le respondió: Dime lo que debo hacer. Y
Jesús repuso: Demasiado lo sabes, puesto que en juez estás constituido. Mas el juez
repitió: ¿Qué debo hacer? Respóndeme. Y Jesús le advirtió: Si obrases de buena fe,
observarías la justicia. Pero no hay que esperar de ti eso. Y el juez insistió: Obro
conforme a lo que se alcanza. Jesús dijo: En esto, hablas verdad, mas no aceptas el
testimonio que doy de mí mismo. El juez dijo: Yo no te condeno injustamente. Y Jesús
remachó: Si escuchases la voz de tu conciencia, no condenarías con ligereza a nadie.

11. Empero los niños interrumpieron, clamando a coro: ¡Oh juez, tú no sabes qué
contestarle! Préstanos oído, y te informaremos de lo que le concierne. ¿O es que no
podemos nosotros responderle una palabra? Jesús les respondió: ¿Qué es lo que
vosotros tenéis que decir de mí? Los niños replicaron: Desde que llegaste a esta ciudad,
nos has causado muchas contrariedades y muchas vejaciones, que hemos perdonado,
porque eres pobre y extranjero. Pero ahora que has ocasionado tal catástrofe, y que nos
has expuesto a la muerte, es justo que te hagamos perecer. Entonces el juez preguntó:
¿Es éste el niño de quien afirmáis que engaña a los ojos por prestigios? Los niños
respondieron a una: Sí. Mas Jesús observó: Sé que os habéis ligado todos contra mí, y
que queréis condenarme a muerte injustamente. Y el juez dijo: ¿Cómo puedes pretender
que no tienes testigos contrarios, y que te estimas inocente? Jesús dijo: Si me doy a mí
mismo un testimonio verdadero, ¿me creerás? El juez dijo: Sí, te creeré. Y Jesús añadió:
Espera un instante, que voy a darte la prueba.

12. Y, esto dicho, Jesús, profundamente indignado, se aproximé al muerto, y clamé a
voz: Jonathan, hijo de Beria, yérguete sobre tus pies, abre los ojos, y descubre a quien te
precipitó al pozo. Y, en el mismo instante, el muerto se levantó, abrió los ojos, miró a
todos los allí presentes, y los reconoció, llamándolos por sus nombres. Sus padres
lanzaron un grito y, muy gozosos, lo estrecharon entre sus brazos, y lo cubrieron de
besos. Y lo interrogaron, diciéndole: Hijo mío, ¿qué te devolvió a la vida? Y él mostró
con el dedo a Jesús, el cual le preguntó: ¿Quién fue el causante de tu pérdida? Y
Jonathan repuso: No fuiste tú, señor, sino mi primo Saraka. El fue quien, después de
golpearme, me hizo caer al pozo. Entonces Jesús dijo: Oíd todos vosotros cómo el
muerto acaba de dar testimonio de mí. Cuando tal vieron, los asistentes al prodigio
exclamaron, acometidos de espanto: En verdad este niño es Dios e hijo del Padre,
venido a la tierra. Y Jesús dijo: Juez inicuo, ¿crees ahora en mi testimonio y en mi
inocencia? ¿Has visto cómo mis actos engañan las miradas, y cuál ha sido mi conducta
junto al pozo? Mas el juez, en su confusión, no le respondió palabra.

Page 167

www.formarse.com.ar 167

13. Y el niño continué con vida hasta el atardecer, tiempo bastante para que multitud de
personas fuesen a comprobar el milagro hecho por Jesús, a cuyos pies se arrojaban
todos, confesando sus pecados. Luego Jesús dijo al muchachito: Ea, duerme ya, y
descansa, en espera de que el juez de todos los hombres venga a pautar las recompensas,
y a imponer sus justos decretos. Y, cuando Jesús hubo pronunciado estas palabras, el
niño recliné su cabeza sobre el leché, y quedó dormido. Ante cuyo espectáculo, todos
fueron poseídos de pánico, y temieron a Jesús. Y, cuando éste quiso salir, se pusieron de
hinojos ante él, y le suplicaron: ¡Devuelve la vida al muerto! Mas Jesús no consintió en
ello, y les dijo: Injustamente, y a pesar de mi inocencia, quisisteis condenarme, mas mi
justicia me ha librado de la muerte. Y, después de responderles así, desapareció de sus
ojos. Y José, sacado de la prisión, volvió en silencio a su casa, y contó a María los
prodigios realiza. dos por su hijo. Y los padres del niño muerto fueron, deshechos en
lágrimas, a buscar a Jesús, y, no encontrándolo, rogaron a José: ¿Dónde está tu hijo,
para que venga a resucitar a nuestro difunto? Mas José dijo: Lo ignoro.

De cómo la Sagrada Familia fue al país de Galilea yio que hizo Jesús con los niños
de los hebreos.

Un milagro

XXIII 1. Y José se levantó al despuntar el día, tomó al niño y a su madre, y, saliendo
de la villa, caminaron en silencio. Y María preguntó a Jesús: Hijo mío, ¿por qué te has
escondido así de esas gentes? Respondió Jesús: Madre mía, guarda silencio, y prosigue
tu camino en paz. Yo haré siempre lo que convenga. Y permanecieron allí seis meses. Y
Jesús circulaba por el territorio de la villa. E iba a sentarse cerca de los niños, en el lugar
en que se reunían los niños, con los cuales mantenía largas conversaciones. Pero ellos
no podían comprender lo que les decía.

2. Después, Jesús conducía a los niños al borde de un pozo, adonde toda la villa iba a
buscar agua. Y, tomando de manos de los niños sus cántaros, los entrechocaba, o los
rompía contra la piedra, y los echaba al pozo. Y los niños no se atrevían a volver a su
casa, por temor al castigo de sus padres. Y Jesús, al verlos llorar, los llamaba a sí, y les
decía: No lloréis, porque os devolverá vuestros cántaros. E, inclinándose sobre el pozo,
daba órdenes al agua, y ésta sacaba los cántaros intactos a su superficie. Y cada uno de
los niños recogía el suyo, y retornaban a sus hogares, y contaban a todos los milagros de
Jesús.

3. Un día, Jesús llevó consigo a los niños, y los detuvo cerca de un gran árbol. Y Jesús
mandó al árbol que bajase su ramaje, al cual subió, y sobre el cual se senté. Y mandó al
árbol levantarse, y el árbol se elevó, dominando todo aquel paraje, y Jesús permaneció
en él una hora. Y, como los niños le gritasen, diciéndole que mandase al árbol bajarse,
para subir ellos asimismo, Jesús ordenó al árbol que inclinase sus ramas, y dijo a sus
compañeros: Venid junto a mí. Y los niños subieron alegremente, y se colocaron en
torno a Jesús. Y éste, después de haber esperado un poco, mandó al árbol bajarse otra
vez. Y los niños descendieron con Jesús, y el árbol recobré su posición.

4. Y sucedió también que otro día que los niños se encontraban reunidos en cierto lugar,
y Jesús estaba con ellos. Y había allá un muchacho de doce años, atacado, en toda su
persona, de dolencias penosísimas. Leproso, epiléptico, mutilado en las extremidades de
sus manos y de sus pies, había perdido la forma humana, no podía andar, y yacía a un

Page 332

www.formarse.com.ar 332

tiene un papel relevante en el judaísmo del periodo del Segundo Templo, pero no fue
el fundador de la comunidad del Qumrán.

Algunos autores creen que fue Jesús de Nazareth, sin embargo eso no es posible porque
era sacerdote (de la estirpe de Zadok) (4Q Pesher Salmos 37, 23-24). Además nunca se

atribuyó la identidad del Mesías.

Realmente lo que hizo fue crear un sistema de ritos, reglas y conductas dirigidas al
cumplimiento estricto de la Torah.

Entre el caos y el pecado el Maestro de Justicia se sentía salvado por mandato de DIOS.

El Problema de las Traducciones

No ha debido ser fácil traducir esos antiguos manuscritos, al parecer la enorme cantidad
encontrada, más de 850, de los cuales 300 están tan deteriorados y fraccionados que su
traducción carece de interés, además si a todo esto sumamos la complejidad de la
caligrafía, la cual carece de vocales y que las palabras suelen estar todas juntas de modo
que según como las separemos se les puede dar un sentido u otro ha hecho que los
filólogos no vayan con prisas a la hora de entregar sus traducciones.

Y fueron en este caso las prisas las que llevaron al británico John Allegro ( miembro de
la Comisión) a realizar una interpretación errónea de un fragmento. Al parecer al Sr.
Allegro le había tocado editar parte del material encontrado en la cueva 4 y este fue el
primero en entregar la traducción de su lote, pero las prisas le hicieron errar y necesitó
después más de 100 páginas para corregir todas las faltas que había cometido.

Otro problema igual de importante puede ser la utilización de los manuscritos para
defender ciertas teorías o ideas de los filólogos traductores. Esto mismo le sucedió al
precitado Sr. Allegro quien había escrito " El champiñón sagrado" e iba buscando una
confirmación a sus teorías. La tenacidad por encontrar en esos textos algún indicio que
apoyara sus ideas hizo ver al británico palabras que no eran.

Los Manuscritos en la actualidad

Los rollos de Isaías, escritos con tinta sobre piel marrón son 1000 años más antiguo
que cualquier otra copia conocida de los textos bíblicos hebreos. Actualmente este
pergamino se haya protegido por un relicario especial en forma de ánfora de arcilla
dentro del Museo de Jerusalén. Los encargados del museo pulverizan con agua el
relicario todos los días, para que el tesoro conserve su temperatura y humedad

apropiada, como si estuviese en su cueva del Mar Muerto.

Además actualmente se están restaurando los soportes de cuero de los manuscritos
debido a que la enorme salinidad ambiental de la zona los deterioraban.

Pero el problema de su conservación es el más leve, el gran problema actual es el tráfico
ilegal de fragmentos de estas reliquias. Ya se ha escrito mucho sobre la existencia de
una red de tráfico ilegal que ha operado durante la década de los 90. Los arqueólogos
están convencidos de que muchos rollos están todavía en manos de mercaderes que

esperan ver revalorizado este preciado tesoro.

Page 333

www.formarse.com.ar 333

Similer Documents