Download Jean Ayres - La Integracion Sensorial y El Niño PDF

TitleJean Ayres - La Integracion Sensorial y El Niño
TagsBrain Mind Integral Neuron
File Size11.2 MB
Total Pages114
Document Text Contents
Page 1

Traducción
Teresa Carmona Lobo

LA INTEGRACiÓN SENSORIAL
,."

Y EL NINO
A. Jean Ayres

EDITORIAL �~�~�0
TRILLAS �~�~
México, Argentina. España,
Colombia. Puerto Rico. Venezuela ®

Page 2

Catalogación en la fuente

Ayres, A. Jean
La Integración sensonal y el niño. -- México . Trillas,

1998 (reimp. 2010).
226 p. . il. ; 23 cm.
Traducción de: Sensory Integraoon and the chiid
Incluye bibliografías e índices
ISBN 978-968-24-2987-3

1. Niño, Estudio del. 2. Psicología fisiológica. l. t.

0- 155.4'A889i LC- BF723.S35'A9.5 3159

Prefacio

Título de esta obra en inglés:
sensory Integration

and the child

Versión autorizada en español
de la primera edición

publicada en Inglés por
© Western Psvchological

servlces
ISBN 0-8724-158-8

La presentación y
disposición en coniumo de

LA INTEGRACIÓN SENSORIAL Y EL NIÑO
son propiedad del editor.

Ninguna parte de
esta obra puede ser

reproducida o trasmitida,
mediante ningún

sistema o método, electrónico o mecánico
(incluyendo el fotocopiado, la grabación
o cualquier sistema de recuperación y

almacenamiento de Información),
sin consentimiento por escrito del editor

Derechos reservados en lengua española
© 1998, Editorial Tr'il/as, S. A. de C. V

División Administrativa
Av. Río Churubusco 385
Col. Gral. Pedro María Anaya, C. P 03340
México, D. F
Tel. 56884233, FAX 56041364

DiVisión Comeroal
Calzada de la Viga 1132
C. P 09439, México, D. F.
Tel. 56330995
FAX 56330870

www.trillas.com.mx

[j Tienda en línea
www.etrillas.com.mx

Miembro de la Cámara ttecionst de
la Industna Editonal
Reg. núm. 158

Primera edición en español OX
(ISBN 978-968-24-2987-3)
<? (SI, sr. SE, sX)

Reimpresión, 2010'

Impreso en MéXICO
Pnnted In Mexico

Las madres de niños con problemassostienenuna tremendacarga
emocional. Pocasocupacionespesan tantoy aquellas que sí secomparan,
tienenuna carga de otro tipo. Lospadresde niños conproblemasneuroló-
gícos no seescapande la cargapero la llevan de diferente manera.

Algunas veces el peso delproblemapareceintolerable y para poder
seguir adelante se niega lapresenciao la severidad del mismo. Puede ser
que lospadresreconozcanla severidad delproblemay entoncesbuscane
indaganmejoresrespuestasa unasituacióndifícil.

Este libro no será el final de esabúsqueda,pues no contiene todas las
respuestas,pero síproporcionaráa muchospadresla oportunidadde en-
tendermejor a su hijo. Cuanto mejorentendemosun problema,podemos
ayudar de maneramás efectiva. Este libro fue escrito parapromoverese
entendimiento.

A. ]EAN AYRES
Torrance, California

5

Page 57

De Quiros, Julio B. y Orlando Schrager, Neuropsychologtcal fundamental s in leaming
disabilities, Academic Therapy Publications, San Rafael, California, 1978.

Frank. Jan Y Harold Levinson, "Dysmetric Dyslexia and Dyspraxia: Synopsis of a
Cantinuing Research Project", en Academic Therapy, 1975-1976, 1l(l2),
pp. 133-143.

Ottenbacher, Kenneth, "Identifying Vestibular Processing Dysfunctian in Learning
Disabled Chíldren", en American ]oumal ~f Occupational Therapy, 1978, 32,
pp. 217-221.

Steinberg, Margaret y john Rendle-Short, "Vestibular Dysfunction in Young Chíldren
with Minor Neuralogycal Impairment", en Developmental Medicine and Child
Neurology, 1977, 19, pp. 639-651.

Stilwell, janet M. et ai., "Posrrotary Nystagmus Duratian as a Function of
Communicarion Disorders", en Americanjoumal of Occupational Therapy, 1978,
32, pp. 222-228.

114 Parte 1/. Integración sensorial

se sienten necesariamente amenazados por el movimiento, únicamente los
hace sentir incómodos. Estos niños son susceptibles de marearse en un
carro con más facilidad que otros niños, además sienten náuseas más
pronto cuando juegan en cosas que se mueven, como en un carrusel o en
el equipo de la terapia diseñado para proporcionar estimulación vestibu-
lar. Algunos individuos extremadamente sensibles se marean hasta de ver
a alguien más o algún objeto girar, pues esto estimula un reflejo de los ojos
que a su vez activa los núcleos vestibulares.

Parece probable que, en estos niños, la parte del sistema nervioso que
modula la entrada de los canales semicirculares no funcione apropiada-
mente. Girar activa los canales semicirculares más que ningún otro estí-
mulo, pero tiene un efecto menor en los receptores de la gravedad. Pode-
mos pensar que la inseguridad gravitacional y la intolerancia al movimiento
van de la mano y a veces es así, aunque no siempre. Debido a esto, con
frecuencia es difícil diferenciarlas.

Dado que en estos niños la entrada vestibular generada por el mo-
vimiento sobreestimula el sistema nervioso y altera su digestión, podría-
mos pensar que causaría que el nistagmo posrotatívo fuera de larga dura-
ción. Mientras que en ocasiones es así, no necesariamente lo es; el sistema
vestibular es tan increíblemente complejo que todo tipo de variaciones de
las funciones es posible.

La intolerancia al movimiento no ha sido estudiada tanto como la inse-
guridad gravitacíonal, por lo que no sabemos a ciencia cierta si interfiere con
el desempeña académico o con el comportamiento. La mayoría de los te-
rapeutas tienen la jmpresión de que no afecta el trabajo académico, pero es
más factible que interfiera con el desarrollo de la personalidad. No hay
demasiada actividad de rotación en la escuela o en la vida, por lo que el niño
puede evitarlo fácilmente sin perderse de gran cosa. Sin embargo, es posible
que el desorden neural que hace que girar resulte muy incómodo, haga que
otros movimientos resulten ligeramente incómodos. Si un niño no siente pla-
cer cuando se mueve, se perderá de mucha de la satisfacción de ser niño y
él mismo se proporcionará menos oportunidades para desarrollar la inte-
gración sensorial. A medida que crecemos, de manera natural tenemos menos
tolerancia al movimiento que cuando éramos niños, por lo que si un adulto
no disfruta del movimiento, no es indicativo de un problema neurologíco.

BIBLIOGRAFíA

Ayres, A. jean, "Sensorimotor Foundations of Academíc Ability", en W M.
Cruickshank y D. P. Hal1ahan (eds.), Perceptual and leaming disabilities in chil-
dren, vol. 2, Syracuse University Press, Syracuse, Nueva York, 1975.

__, "Leaming Disabilities and the Vestibular System", en ]oumal of Leaming
Disabilities, 1978, ll, pp. 18-29.

Cap. 5. Desórdenes del sistema vestibular 115

Page 58

116

Si nosdetenemosa pensaren lo que elhombrepuede hacer, nos dare-
mos cuenta de que todo es movimiento o un proceso en el cual se requiere
de movimiento para laexpresiónde ese proceso;por ejemplo: lospensa-
mientos seexpresanpor medio del movimiento. Sin movimiento no po-
dríamoscuidamos,ni ir a dondequisiéramosni comunicamoscon los de-
más. No deberíaasombramosque casi todo el cerebro partícipe en la
preparaciónde los movimientos del cuerpo.

El movimiento es algo que podemos ver, más cuando serealizapobre-
mente. Dado que son tantos los diferentes procesos cerebrales que participan
en el movimiento, son muchos los desórdenes cerebrales quepuedencausar
una coordinacióninsuficiente. Un tipo de coordinación insuficiente que
resulta de una disfunción de integración sensorial es un déficit en la pla-
neacíónmotora. Este tipo de problema de procesamiento sensorial se llama
dispraxia del desarrollo y cuando es severa se llamaapraxia.

En el capítulo 3 discutimos la planeación motora opraxia, que es la
habilidad para planear y ejecutar una acciónaprendidao nueva. El niño dis-
práxico es lento e ineficientepara laplaneacíonmotora;el niño apráxico difí-
cilmente cuenta con algo de planeación motora; sin embargo, es posible que
estos niños tengan unainteligencianormal y músculos también normales. El
problema se encuentra en elpuenteentre su intelecto y sus músculos.

En los niños condesórdenesdel aprendizaje o con disfunción cerebral
mínima, la dispraxia del desarrollo es una de las manifestaciones más co-
munesde la disfunción integrativa sensorial. Reconocer yentenderesto no
es fácil. Paraentendermejor la dispraxia,primero veremos otros tipos de
coordinaciónmotora insuficiente y despuéscompararemosla dispraxia del
desarrollo con estos problemas.

Tomaremos en cuenta cinco aspectos del movimiento:

Reacciones posturales

Un aspecto muyimportantede la coordinaciónes la habilidad para
cambiarde posicióny moverse de un lado a otro sinperderel equilibrio.
También tenemos que mover nuestro tronco y ajustarnuestropeso para
que losbrazospuedanoperarseparados denuestrocuerpo. En las pri-
merassemanasde vida, las reacciones posturales ayudan al bebé a levan-
tar su cabeza, arodarsey a sostenerse con las manos y con las rodillas.

1. Control fino del movimiento, como al recoger unalfiler.
2. Reacciones posturales, como al rodar o guardar el equilibrio sobre

un solo pie.
3. Patrones de movimientoprogramadosa nivel del sistema nervioso

central, como gatear o caminar.
4. Habilidades motoras específicas, como hacer un nudo o escribir el

alfabeto.
5. Planeación motora.

TIPOS DE MOVIMIENTO Y DESÓRDENES
DEL MOVIMIENTO

Si lasneuronasque llevan los mensajes motores desde el cerebro hasta
los músculosno trabajan bien, los músculos reciben un flujo desigual de
direcciones y, por tanto, secontraende manera desigual e involuntaria.
Estosmovimientoscoreoatetoidesson el resultado de unainhibición insufi-
ciente en los tractos motores. Son como la estática en un aparato de radio,
un ruido adicional que no debería estar ahí.

Con frecuencia vemos movimientos involuntarios y desiguales muy le-
ves cuando los niños con una mínima disfunción cerebral tratan de hacer
un trabajo fino, como meter un palito en un agujero pequeño. El movi-
miento desigual lo hace tirar la comida cuando ya tiene edad para comer
por sí solo y sin ensuciarse; más adelante se desanima al tener que usar un
crayón oun lápiz y al jugar con juguetes pequeños. Hastadondesabemos
no obstaculiza el trabajo mental; sin embargo, los movimientos coreoate-
toides leves que no se ven tanfácilmente,interferirán con la escritura y con
los deportes. Estos movimientos desiguales involuntariosprobablementeno
sean el resultado de una disfunción integrativa sensorial yrequierende otra
forma de terapia.

Control fino

Dispraxia
del desarrollo.
un problema
de planeadón
motora

i
o

Page 113

226 índiceanalítico

Vida hogareña,196
Vínculo madre-hijo,82
Vista, 48-49

en el bebé, 27-28
evolución, 58-59

Voluntad, poderde la, 208

Walsh, R. N., 168
White,]. L., 168
Windle,W E, 73, 140

La publicaCión de esta obra la realizó
Editorial Trillas, S. A. de C. V

División Administrativa, Av. Río Churubusco 385,
Col. Gral. Pedro María Anaya, C. P 03340,MéxIco, D. F

Tel. 56884233,FAX 56041364

División Comercial, Calz. de la Viga 1132, C. P 09439
México, D. F te: 56330995,FAX56330870

5e Imprimió en
EncuadernaCiones Maguntis, .5. A. de C. V

B90TW

Similer Documents