Download Larraquy, Marcelo - López Rega. El Peronismo y la Triple A [pdf] PDF

TitleLarraquy, Marcelo - López Rega. El Peronismo y la Triple A [pdf]
Tags Politics (General) Government
File Size2.2 MB
Total Pages375
Document Text Contents
Page 2

2

© Marcelo Larraquy, 2004

[email protected]

© Punto de Lectura Argentina S.A., 2007

Av. Leandro N. Alem 720, (1001) Ciudad de Buenos Aires



ISBN: 978-987-578-060-6



Hecho el depósito que indica la ley 11.723

Impreso en Argentina. Printed in Argentina

Primera edición: abril de 2007



Diseño e ilustración de cubierta: Raquel Cané

Fotografía del autor: Gabriel Piko

Diseño de colección: Punto de Lectura







Larraquy, Marcelo

López Rega: El peronismo y la Triple A - 1 a ed. - Buenos

Aires: Punto de Lectura, 2007.

560 p.; 19x12 cm.

ISBN 978-987-578-060-6

1. López Rega, José-Biografía. I. Título

CDDA923









Se terminó de imprimir en Kalifón S.A., Ramón L Falcón 4307, (1407) Ciudad de

Buenos Aires, República Argentina.







Todos los derechos reservados. Esta public ación no puede ser reproducida, en todo

ni en parte, ni registrada en o transm itida por un sistema de recuperación de

información, en ninguna forma ni por ni ngún medio, sea mecá nico, fotoquímico,

electrónico, magnético, electroóptico, por fo tocopia, o cualquier otro, sin el permiso

previo por escrito de la editorial.

Page 187

187

13


El ministerio





Carlos Silber acababa de ver la jura de López Rega por televisión cuando

recibió una llamada telefónica desde la Casa Rosada. Con quince minutos en el

cargo, el nuevo ministro de Bienestar So cial le encomendó que buscara un terreno

de ocho manzanas para construir un hospit al regional, el más grande de toda la

Mesopotamia. Tenía pensado el nombre: Victoria Montero.

El 25 de mayo de 1973 López Rega llegó al Estado. Podía movilizar recursos,

formar y controlar grupos políticos, realizar alianzas con caudillos provinciales.

Disponía de un amplio presupuesto para la nzar planes de obras públicas, entregar

subsidios, responder a las necesidades popula res. El ministerio le permitía construir

poder y prestigio personal. As piraba a que su acción soci al fuese recordada como la

de Evita. Y estaba dispuesto a mostrarle a la sociedad la idea que tenía de sí

mismo: sería el hombre que salvaría a la Argentina. Perón le había dado esa

oportunidad y le había demostrado su prefer encia: el 26 de junio, un día antes de

que lo sacudiera el infarto, recorrió con él los pasillos del ministerio. En cambio,

nunca visitó a Cámpora en la Casa Rosada durante los días de su fugaz gobierno.

El primer objetivo político de López Rega en el ministerio fue arrancarle una

concesión a Gelbard. Perón había apostado por el titular de la CGE con el propósito

de establecer una alianza entre los industri ales nacionales y el Estado, que actuaría

como motor en el desarrollo de la economía.

Uno de los pilares sobre los que se su stentaba esa política de crecimiento

era el plan de construcción de viviendas . Gelbard había programado su lanzamiento

a través de la Secretaría de Viviendas y con el Banco Hipotecario como agente de

financiación. Su equipo ya tenía todo en regla: crédito para materiales, líneas de

redescuentos, planos de las viviendas, equi pamiento. Pero de un dí a para el otro, la

secretaría y el banco oficial cayeron bajo la órbita de Bienestar Social. De este

modo, López Rega logró apropiarse de un eje importante de la política de

reactivación. Gelbard, que consideraba a López Rega como "niño mimado" de

Perón, entendió que no estaba en condicio nes políticas de enfr entarlo. Pragmático,

decidió realizar un acuerdo táctico, un pacto de convivencia, que se verificó con el

Page 188

188

nombramiento de Duilio Brunello, un hombre de su íntima confianza, en un cargo

jerárquico en el Ministerio de Acción So cial. También le facilitó fondos de una

cuenta bancaria secreta de la Presidencia para que comprara dos pisos en la

avenida Libertador 3540, en Palermo. De todos modos, el mini stro no los usó y

siguió viviendo junto a Isabel y Perón. El cuarto piso lo ocupó Chiquitina y el

décimo fue para Norma y Raúl Lastiri, en vísperas de que éste alcanzara la

presidencia, aunque el inmueble quedó regi strado a nombre de ella. El pacto entre

López Rega y Gelbard también habría incluido la participación común en otros

negocios de la gestión pública. 1

El plan de construcción de viviendas representó para López Rega la idea-

fuerza de su accionar mini sterial. Implementó tres pr ogramas con acuerdos de la

CGT y el Ministerio de Trabajo. Entre otro s beneficios, los trabajadores que poseían

un terreno tuvieron la posibilidad de constr uir su casa con apoyo oficial. López Rega

puso a la cabeza del proyecto a Juan Carlos Basile. 2 Se planificó la construcción de

medio millón de viviendas en el término de dos años. El 60 por ciento quedaba a

cargo del Estado y el 40 por ciento restante en manos de empresas privadas. Esto

implicaba la erradicación de las villas de emergencia. López Rega había prometido

transformar cada una de ellas en una ci udad jardín, y en ese marco le ofreció

participar del proyecto al padre Carlos Mu gica, que había sido as esor espiritual del

grupo de estudiantes que luego fundaría Montoneros. El sacerdote se sumó al

trabajo como asesor ad honorem, pero se opuso a trasladar a los villeros a un

complejo de viviendas. Prefería construir casas sobre la misma villa de Retiro. Al

cabo de un tiempo, las diferencias en este punto obligaron a Mugica a renunciar al

trabajo en el Ministerio. 3


1 Para el pacto López Rega-G elbard, véase María Seoane, El burgués maldito, Buenos Aires, Planeta,
1998, pág. 270. En entrevista con el autor, el ex secretario Legal y Técnico de la Presidencia Gustavo
Caraballo, que respondía políticamente a Gelbard, conf irmó que el ministro de Economía compró los dos
departamentos para López Rega, pero dijo no record ar con precisión de dónde se había obtenido el
dinero, aunque supone que era de fondos reserv ados. Como parte del acue rdo Gelbard-López Rega,
Caraballo fue secretario general de la Presidencia durante el período en que gobernó Lastiri. Asimismo,
Giancarlo Elía Valori aseguró al autor que el Plan Europa —que preveía el de sembarco de inversiones
europeas— fue bloqueado por la unión de Gelbard y López Rega.

2 Basile era ingeniero. Vivía en los Estados Unidos cuando conoció a Perón y López Rega en Puerta de
Hierro en 1972. Entre sus antecedentes laborales cont aba con la inspección de la obra de hormigón y
soldaduras de las Torres Gemelas. Su socio era el cuba no-americano Luis Prieto Portar. Basile ayudaría a
López Rega a editar un libro de sabiduría hindú cuando estaba prófugo de la Justicia en 1977. Luis Prieto
Portar le consiguió protección legal. Véase capítulo 17.

3 A partir de la renuncia de Mugica, López Rega semb ró sospechas sobre el destino de los 34 millones de
pesos que le había concedido al cura. Mugica fue al Ministerio y lo increpó, y al regresar a su parroquia
anunció a sus fieles que tenía la sensación de que el ministro lo mandaría a matar. El 2 de julio de 1973,
la organización Acción Nacionalista Argentina colocó una bomba en el domicilio particular de Mugica. Una
semana después, dos personas entraron a su edific io, cortaron la electricidad de los ascensores y
golpearon su puerta al grito de "Carlos", pero el cu ra no estaba. Mugica serí a asesinado el 11 mayo de
1974, a la salida de su parroquia, San Francisco Sola no, al anochecer, al recibir disparos de una
metralleta de un hombre con vestimenta oscura, qu e previamente lo había llamado por su apellido y
conversó unos minutos con él. Según los testigos, tenía bigotes po blados. Luego se introdujo a un Chevy

Page 374

374

Biografía





Marcelo Larraquy es periodista e historiador (cursa estudios de Doctorado en

la Universidad de Buenos Aires). Es especialista en investigaciones históricas de las

décadas de 1960 y 1970. Fue editor de la revista Noticias, realizó investigaciones y

guiones de biografías y documentales pa ra programas de televisión, y escribió

artículos para los diarios El País y Diario/16, de España. Ganó el premio Pléyade a

la "mejor investigación periodística" de l año 1999. Es coautor, junto a Roberto

Caballero, de Galimberti. De Perón a Susana. De Montoneros a la CIA (también

publicado en España) y autor de Fuimos soldados. Historia secreta de la

contraofensiva montonera (Aguilar, 2006).

Page 375

375

Similer Documents