Download Lbro_Crisis_Global_EricT_edicion_en_Venezuela_2011.pdf PDF

TitleLbro_Crisis_Global_EricT_edicion_en_Venezuela_2011.pdf
TagsEconomies Human Migration The United States Food And Agriculture Organization International Monetary Fund
File Size847.9 KB
Total Pages200
Document Text Contents
Page 100

Crisis Global y Alternativas Desde la Perspectiva del SUR100

nombrado secretario del Tesoro. Justo antes de su designación era presidente del
Banco Central de Nueva York. Había sido subsecretario del Tesoro encargado
de las relaciones internacionales entre 1998 y 2001, adjunto sucesivamente de
Rubin y de Summers, y activo, en particular, en Brasil, México, Indonesia,
Corea del Sur y Tailandia, todos símbolos de los desastres del neoliberalismo,
que sufrieron graves crisis durante ese período. Las medidas promovidas por
este trío infernal hicieron recaer el coste de la crisis sobre las poblaciones
de estos países. Rubin y Summers son los mentores de Geithner. Ahora el
alumno se une a sus maestros. Nadie duda que continuará defendiendo las
grandes instituciones fi nancieras privadas, sordo a los derechos humanos
fundamentales, ridiculizado en Estados Unidos y en cualquier lado debido a
las políticas económicas que defi ende con vehemencia. En febrero del 2009,
Geithner estuvo a punto de no ser nombrado porque la prensa reveló que
había defraudado al fi sco ocultando una remuneración percibida del FMI. El
lucro cesante del Tesoro público se elevaba a 34.000 dólares140. Finalmente,
para obtener su puesto, reembolsó su deuda al Tesoro.

La decisión de Barack Obama no era trivial, habría podido cambiar la
propuesta, designando a consejeros que mantienen una orientación keynesiana.
Economistas como Joseph Stiglitz, Paul Krugman, Nouriel Roubini y James
K. Galbraith estaban de acuerdo en aceptar esta responsabilidad. Pero Obama
optó por unos economistas responsables de la desreglamentación bancaria
de los años 90, en otras palabras, amigos o agentes de Wall Street.

La política económica que Barack Obama y su equipo han puesto en
práctica en el 2009 está muy lejos de la desarrollada en 1933 por Franklin D.
Roosevelt en los primeros 100 días de su primer mandato. Si la crisis se agrava
en el curso de su presidencia, no se puede excluir que Barack Obama tenga
que cambiar de equipo económico y de política. Esto podría ocurrir bajo
la presión de la calle si las víctimas de la crisis (asalariados y sin empleo) se
movilizaran para defenderse y exigieran al gobierno y la patronal que tomen
medidas contra la crisis. En todo caso, hasta ahora, tanto en política interior
como en política exterior141, la gestión de Obama no constituye una verdadera
ruptura con la de G. W. Bush.

140 Véase http://www.npr.org/templates/story/story.php?storyId=99319593 y http://
www.npr.org/documents/2009/jan/geithner.pdf
141 Véase Éric Tousssaint, Damien Millet et al:, «Los tres errores de Barack Obama en
África», 21 de julio de 2007, http://www.cadtm.org/spip.php?article4620

Page 101

Eric Toussaint 101

El Cambio que No Fue

A pesar de ser elegido sobre la premisa de cambio, tras 2 años en el
poder Obama ha demostrado que está más que satisfecho en cumplir un
rol de mero guardián del status quo actual. En contra de las expectativas
de ciertos sectores, la administración Obama sostuvo el rumbo fi jado por
la administración Bush en temas claves de la agenda de política exterior y
económica. La diferencia entre ambos gobiernos ha sido entonces más una
cuestión de estilo que de fondo.

La falta de acciones concretas que hagan frente a la crisis social originada
en el colapso económico y fi nanciero del 2008, han erosionado la base de
apoyo de la administración Obama. A la fecha, 14.4 millones de familias han
perdido sus hogares desde el inicio de la crisis y cerca de 25 millones de
personas se encuentran desempleadas o en condiciones precarias de empleo.
Las politicas implementadas hasta el momento, antes que atender a las
urgentes necesidades de este vasto segmento de la población norteamericana,
han sido dirigidas a apoyar y asegurar la sobrevivencia de las instituciones
fi nancieras responsables de la crisis económica.

Teniendo en cuenta la composición del equipo económico de la
administración Obama, conformado como se ha señalado por miembros de los
equipos económicos de Clinton y Bush, este curso de acción no ha debido de
representar una sorpresa. Personas directamente responsables por los excesos
de instituciones fi nancieras en su calidad de reguladores de las mismas, como
Timothy Geithner o Ben Bernanke, enfrentaron desde el principio serios
confl ictos de intereses. Su interés personal recae claramente sobre encubrir su
responsabilidad más que sobre la implementación de medidas que busquen
superar la crisis económica. Perder de vista este elemento de responsabilidad,
no solamente política sino también judicial, impediría comprender cómo ante
las denuncias de abusos por parte de instituciones fi nancieras en el desalojo de
familias de sus hogares o de especulación con los fondos de rescate provistos
por el gobierno, la Casa Blanca ha defendido los intereses de Wall Street una
y otra vez.

Sin embargo, es claro que la claudicacion más importante tuvo lugar con
la Ley de Reforma Financiera Frank-Dodd. Desaprovechando la oportunidad
real que se presentó durante la crisis de poner en cintura al sector fi nanciero,
la administración Obama llevó adelante la implementación de una supuesta

Page 199

Eric Toussaint 199

Otros Títulos

Comunismo del Siglo XXI
Jorge Beinstein

La crisis fi nanciera desencadenada a partir del
año 2008, conducente a la crisis económica
y de todo orden a nivel mundial, es síntoma
inequívoco del derrumbe del capitalismo. En vez
de corregir el fatídico curso de la especulación
y las ganancias sin límite, los autores de esta
crisis multifacética llamaron a la refundación del

capitalismo y trasladaron los costos hacia las víctimas directas de la misma:
los más pobres, los tradicionalmente excluidos. Beinstein demuestra
que el capitalismo ha agotado su capacidad de expansión tanto como la
posibilidad de regenerarse ante la evidencia inexorable de deterioro de las
condiciones ambientales del Planeta y de la creciente brecha entre ricos
y pobres directamente relacionada con la injustica social y la ruptura de
difícil retorno del equilibrio ecológico. Tomando en cuenta los aspectos a
superar de las experiencias denominadas por el autor “post-capitalismos
tempranos” del Siglo XX, nos conduce a la conclusión de que la única
alternativa para alcanzar la etapa superior de la evolución de la humanidad
es el comunismo del Siglo XXI.

Similer Documents