Download MARTHA NUSSBAUM-Paisajes Del Pensamiento. La Inteligencia de Las Emociones PDF

TitleMARTHA NUSSBAUM-Paisajes Del Pensamiento. La Inteligencia de Las Emociones
File Size29.2 MB
Total Pages798
Document Text Contents
Page 1

Martha C. Nussbaum

Paisa jes del
pcnsamicnto

La inteligencia

de las emociones

MAGNUM

Page 399

La compasión: el debate filosófico 399

benevolencia hacia quien es indigno-.)" Si se respeta la facultad
propósito moral en una persona no debemos sentir compasión,
veremos esta facultad como una fuente de igualdad en elvalor hu-

que no se ve mermada por ninguna catástrofe. Si incluimos el
de las posibilidades iguales, la compasión, además, insulta la dig-

nidad de la persona que la siente: es un reconocimiento de que sus pro-
perspectivas más importantes pueden verse arrolladas por la for-

runa.'? Tal como señala Kant, adoptando algunos aspectos de la
postura platónico-estoica, se trata de «una benevolencia [...] que se lla-
ma conmiseración y que no debería producirse en modo alguno entre
seres humanos»."

Esta postura sobre la compasión se convierte en la base del ataque
platónico a la tragedia en la República.12 Acerca de! hombre bueno se
argumenta: "y a ello debemos añadir que el hombre que es de ese
modo será e! que más se baste a sí mismo para vivir bien; y que se dife-
rencia de los demás en que es quien menos necesita de otro [...] Y para
él menos que para nadie, será terrible verse privado de un hijo o de un
hermano, o bien de riquezas o de cualquier otro bien" (387d-e)."" De
acuerdo con esto, los discursos de lamentación y las súplicas de com-
pasión, si es que se mantienen en algunas obras, deberían asignarse a
personajes que e! público vaya a percibir como débiles y propensos al
error, de manera que estos juicios sean repudiados por e! espectador."
Los estoicos han proseguido por esta línea de investigación insistiendo
en que e! verdadero héroe para e! joven debería ser Sócrates, con su

9. Kant, Doctrina de la virtud, 35, Akad. pág. 457, traducción de Ellington. El ar-
gumento completo de Kant en este pasaje está muy próximo, y de hecho es en general
consistente con Nietzsche, un hecho que debería dar que pensar a aquellos que creen
que la postura de este último es cruel e incluso protofascista. Ambos añaden un argu-
mento adicional: que la piedad aumenta el sufrimiento total que hay en elmundo al ha-
cer que dos personas sufran en lugar de que lo haga sólo una (Kant, íbid.; Nietzsche,
Aurora, 134).

:~ Kant, Metafísica de lascostumbres, trads. Adela Cortina y Jesús Conill, Madrid,
Tecnos, 1989. Cambiamos, para ser fieles a la traducción que hace la autora, «hom-
bres» por «seres humanos». (N de las t.)

10. Véase Nietzsche, Aurora, 251 (denominado «esroico»), 133; Zarauatra. IV,
«El signo».

11. Kant, Doctrina de la virtud, 34, Akad. pág. 122.
12. Véase Nussbaum (1992) para un análisis detallado de este asunto.
*" Platón, República, trad. Caneado Eggers Lan, Madrid, Gredos, 2000. (N. de

las t.)
13. Así pues, han de atribuirse a «las mujeres, y no a las mejores de ellas, y a los

más despreciables entre los hombres». Véase Nussbaum (1992) respecto a algunas di-
ferencias sutiles entre los libros U-UI y el libro X en este puma; y para los desarrollos
estoicos véase Nussbaum (1993a). Consúltese también Halliwell (1984, 1989).

Page 400

400 La compasión

porte sereno y autosuficiente en la desgracia y su baja estima por los
bienes mundanos. Los héroes trágicos, por e! contrario, deberían ser
vistos con desdén, como personas cuyos errores en los juicios evalus,
tivos han provocado su caída. (Epicteto define la tragedia como "lo
que ocurre cuando a los tontos les pasan acontecimientos fortuitossj,
Esta postura estoica sobre la compasión y e! valor es recogida, con li-
geras variaciones, por Spinoza, e influye de forma señalada en las teo-
rías de Descartes, Smith y Kant.14 En e! pensamiento de Nietzsche apa-
rece un desarrollo especialmente complejo y lleno de vitalidad de esta
línea, cuya conexión con e! estoicismo, me "parece, no ha sido com-
prendida suficientemente."

Es importante ver que la motivación que subyace al rechazo de la
compasión es en e! fondo agudamente igualitaria y cosmopolita. Aun-
que la tradición favorable a la compasión, en su encarnación rousseau-
niana, puede pretender ser un paladín de las ideas igualitarias y demo-
cráticas, al servirse de la compasión para motivar una distribución más
equitativa de los recursos básicos, sus adversarios sostienen que su
propia postura es más apropiada para respetar la igualdad humana y el
infinito valor de la dignidad humana que es su fuente. Para la tradición
favorable a la compasión las diferencias de clase y rango originan dis-
tinciones en el valor o en e! éxito de las vidas humanas. Como mantie-
nen los adversarios de la compasión, admitir esto es reconocer que e!
mundo y sus sucesos irrelevantes desde e! punto de vista moral de he-
cho pueden forjar categorías y condiciones de humanidad diferentes.
Quien crea en la igualdad de! valor de las personas no debería aceptar

14. Descartes trata de alcanzar una postura intermedia al admitir que cualquier
persona con un mínimo de sensibilidad sentirá compasión por el sufrimiento de los
otros, pero sosteniendo que la persona fuerte y magnánima la sentirá de una manera
que no implicará de forma tan evidente eljuicio de las posibilidades parecidas: la tris-
teza de dicha compasión no será amargaY. en lugar de eso, será como la experiencia de
un espectador trágico (Las pasiones del alma. arto 187). Smith aprueba la compasión
hasta cierto punto. pero cree que todas las emociones deberían verse estrictamente
controladas por una suerte de «autodominio» estoico. Para la compleja postura de
Kant véase la discusión que sigue a continuación.

15. Analizo las fuentes estoicas de la postura de Nietzsche sobre la piedad Y esbo-
zo algunas consecuencias hermenéuticas novedosas en Nussbaum (1993b). Un desa-
rrollo nuevo e importante de la línea de ataque de Nietzsche estriba en que. siguiendo
(de diferentes maneras) tanto el cinismo antiguo como el romanticismo contemporá-
neo. sostiene que la mayoría de las ocasiones normales de piedad no sólo no son. en
realidad. malas para las personas. sino que realmente son buenas: así, la soledad, las pe-
nurias. la pobreza o la castidad son todas ellas condiciones favorables para la creación
filosófica. Véanse especialmente La genealogía de la moral, IIl,8 y La voluntad de po-
der, 910 (1968).

Page 797

126-127,138,145-152,173-174. Véa-
se también Animales, pruebas de
emoción en

Perspectiva
científica o impersonal, 29-32, 106-

107,748-751
musical, 289
primera persona, 44 n., 53, 55, 74-77,

132,350,371 n., 721
Piedad, 87-88, 274, 339-342, 443. Véase

también Compasión
Placer, 87,228. Véase también Dolor
Político, liberalismo, véase Liberalismo

político
Políticos, líderes, necesidad de compa-

sión en, 482-485
Primera infancia, véase Niños
Proposiciones

asentimiento a, 62-63, 101 n.
contemplación de, 101 n., 274-284
lingüísticas, 25-26, 45, 61-62, 102-

103, 114-115, 139, 154-155, 233-
234,292-293,294-295,305-306

Proyección, reacciones de, 239, 255-257.
Véanse también Antisemitismo; Mi-
soglllla

Proyectos, véase Objetivos
Psicoanálisis, 27, 45, 121, 171, 205-273,

384-385, 446, 555, 668 n.
Psicología cognitiva, 27, 45, 47, 64-65,

11~ 119-123, 146, 171,211-212,359-
360

Punto de vista, véase Perspectiva

Qualia, 85. Véase también Fenomenolo-
gía de la emoción

Racionalidad, dos sentidos de, 135, 395,
397

Racismo, 397, 456, 477-478, 645, 696-
697,716-720

Realidad, principio de, 191,249-251
Relevancia, véase Importancia
Representacionismo, 127-128
Responsabilidad, 350-353, 396, 398, 408,

458-459. Véanse también Castigo;
Justicia; Moralidad

Índice analítico 797

Romántico, amor, véase Amor román-
tico

Sensaciones, 52, 86,100-101
como intencionales o carentes de sig-

nificado, 83-84
véanse también Corporales, sensacio-

nes; Experiencia; Fenomenología
Sexualidad, 123-125, 159-160, 236, 271

n., 511-519, 524-525, 603-604, 634-
637,698-704,707-712,729-731,739-
740,744-748,751-760

Sí, como afirmación de la vida, 753-757,
760

Significación, 79, 88-89, 134, 761-762.
Véase también Valor

Simpatía, 151-152, 196, 339-342, 383-
384,695-707. Véase también Compa-
sión

Soberbia, pecado de, 577-578, 619. Véase
también Autosuficiencia

Social, construcción, 169-172, 179-198,
200-202,208,238-239,300

Solo, capacidad de estar, 177,242
Sostenimiento, 226-229
Suerte, 353, 405-406, 466. Véanse tam-

bién Bienes externos; Vulnerabilidad
Sufrimiento, véanse Dolor; Emociones

Taxonomía, véase Emociones, categori-
zación y denominación de

Temor reverencial, 76-77. Véase también
Asombro

Terror, 51 n., 313-314 n. Véase también
Angustia

Tragedia, 277-278, 342-343, 345-346,
352,357-358,391-394,405,413,452-
453,455-456,474-476,660-661,725

Transicional, objeto, véase Objetos de
emoción transicionales

Utilitarismo, 54, 428, 435

Valor, 21, 24, 41, 52, 72, 77, 99,114,142,
157,176,415-417,574-575
naturaleza de, 44 n., 52-53 n., 71 n.,

79,97-98,416,542-543 n.

Page 798

798 Paisajes del pensamiento

Valoración, véase Evaluación
Variabilidad, 170, 172,200-208

de la fenomenología, 83-84, 365
de la fisiología, 82, 140-141, 365
entre culturas, 179-198,208-209,238-

239,300
entre individuos, 200, 445

Variación cultural, véase Construcción
social

Venganza, 435-439, 577, 597-598, 646.
Véanse también Castigo; Ira

Ver-como, 50, 56 n., 60-61, 156. Véanse
también Creencia; Imaginación; Pers-
pectiva

Vergüenza, 35, 138, 165, 174, 229-234,
246-247,252-253,264-265,335,382-
388,429,449,502,642,649,680,708,
761-763
Yculpabilidad, 251

Víctimas
dignidad de, 449-459

testimonio de, 495-496
Viento, en tanto símbolo de la emoción,

48,524,642
Vigilancia de uno mismo, 61,178 n., 270-

271,586. Véase también Autoexamen
Violencia, 68, 128-130,282-283,386-388,

650-651
Voluntad, 296-298, 398, 586-593, 603-

604, 614-621. Véanse también Con-
trol; Omnipotencia; Pasividad

Vulnerabilidad, 33, 41-42, 65-66, 97-98,
111,149,165,241-242,257-258,282-
283, 290-291, 352-359, 385-386, 393,
414,419-420,531,580,642,659-660.
Véanse también Autosuficiencia; De-
pendencia

Yo, identidad del, 106, 133, 338-339,
588

Zombis, 374. Véase también Apatía

Similer Documents