Download Piñero, Antonio - Jesús y Las Mujeres PDF

TitlePiñero, Antonio - Jesús y Las Mujeres
File Size790.2 KB
Total Pages318
Document Text Contents
Page 2

ANTONIO PIÑERO























Jesús

y

las mujeres



























AGUILAR

MADRID

Page 159

Jesús y las mujeres 158



deducir de este episodio algún rasgo del carácter positivo de

Jesús respecto a las mujeres, aparte del natural y obvio

respeto por una madre amorosa simbolizada por una gallina?

Como otras veces ocurre, no se ve claro en principio. Comenta

J. R. Esquinas:



Cuando Jesús, como enviado y profeta, asume un papel

jerárquico superior frente a la impiedad de los

jerosolimitanos, la asunción de un papel femenino deja de

ser problemática. En primer lugar, porque lo femenino

piadoso es siempre superior a lo masculino o femenino

impío, y tiene además connotaciones de deshonra para el

impío. Y, en segundo lugar, porque una madre es

jerárquicamente superior a sus hijos. No existe por tanto

la más mínima ruptura de la jerarquía de roles. La gallina

no ejerce autoridad alguna; sólo protege (p. 84).





Lamento de Jesús sobre las hijas de Jerusalén

El contexto es el de la Pasión: Jesús va camino del Gólgota

con la cruz a cuestas:



Le seguía una gran multitud del pueblo y mujeres que se

dolían y se lamentaban por él. Jesús, volviéndose a ellas,

dijo: “Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí; llorad más

bien por vosotras y por vuestros hijos. Porque llegarán

días en que se dirá: ¡Dichosas las estériles, las entrañas

que no engendraron y los pechos que no criaron! Entonces

se pondrán a decir a los montes: ¡Caed sobre nosotros! Y a

las colinas: ¡Cubridnos! Porque si en el leño verde hacen

esto, en el seco ¿qué se hará?” (Lc 23,27-31).



Este pasaje aparece sólo en el Evangelio de Lucas: carece, por

tanto, de atestiguación múltiple. En segundo lugar milita

contra la autenticidad la posible exageración de la escena en

la que se pinta a mucha gente del pueblo y gran cantidad de

Page 160

Jesús y las mujeres 159



mujeres llorando por Jesús mientras que antes había sido “todo

el pueblo” (Mt 27,25) el que gritaba “Crucifícalo” y pedía que

“su sangre caiga sobre nosotros y sobre nuestros hijos”. En

tercer lugar es sospechoso el que al final del texto aparezca

en boca de Jesús una alusión –plenamente cristiana- a su

segunda venida.

Por consiguiente: la crítica interpreta todo el dicho como

la profecía de un profeta cristiano que habló en nombre de

Jesús aclarando algún momento de la Pasión. La tradición

recogió luego las palabras de este profeta como si las hubiese

pronunciado el Maestro en persona.

Pero, si con buena voluntad, sospechamos que hubo un

cierto trasfondo histórico en este dicho, luego trasformado

por el profeta cristiano, ¿qué podemos obtener de él para

nuestro propósito? Poca cosa o nada, puesto que sólo hay una

mención, escatológica, es decir, re ferente a los momentos

finales del mundo, a la bondad de la esterilidad femenina, o

bien a la ausencia de hijos por la razón que sea con vistas a

los momentos terribles, guerras, catástrofes estelares del

final del mundo presente antes de la venida del Reino.

Recuérdese Mc 13,24-25: “El sol se oscurecerá, la luna no dará

su resplandor, las estrellas irán cayendo del cielo, y las

fuerzas que están en los cielos serán sacudidas”. En esos

momentos quienes no tengan hijos pequeños a su cargo tendrán

más posibilidad de huir a otro lugar.

No hay, pues, aquí ningún mensaje liberacionista respecto

a las mujeres; no creo que haya tampoco un mensaje en contra

de engendrar hijos –esta perspectiva sería muy rara en el

Jesús histórico-, sino una asunción implícita de los roles de

madres preocupadas por sus vástagos.



Otras breves menciones a mujeres en el resto de la enseñanza

de Jesús



Para concluir, y por el deseo de que no se nos escape detalle

alguno, vamos a efectuar un repaso breve a otros pasajes

Page 317

Jesús y las mujeres 316



Atwood, R., Mary Magdalene in the New Testament and Early
Tradition, Peter Lang, New York, 1993.


Bermejo, F., “Historiografía, exégesis e ideología. La ficción

contemporánea de las ‘Tres búsquedas’ del Jesús
histórico”, I Parte: Revista Catalana de Teología 30
(2005) 349-206; II Parte, Revista Catalana de Teología 31
(2006) 53-114.


Brown, R. E., El nacimiento del mesías. Comentario a los

Relatos de la Infancia, Cristiandad, Madrid, 1982.

Corley, K., Women and the Historical Jesus. Feminist Myths of

Christian Origins, Polebridge Press, Santa Rosa, USA,
2002.


Ehrman, B. D., Cristianismos perdidos. Los credos proscritos

del Nuevo Testamento, Ares y Mares, 2004.

Elliot, J. H., “The Jesus movement was not egalitarian but

family-oriented”: Biblical interpretation XI (2003) 173-
210.


Esquinas, J. R., Jesús de Nazaret y su relación con la mujer.

Una aproximación desde el estudio de género a partir de
los evangelios sinópticos. Editorial “Academia del
Hispanismo”, Vigo, 2007.


Faxon, A. C., Women and Jesus, United Church Press,

Philadelphia, 1973.

Gómez Acebo, I. (ed.), Las mujeres en los orígenes del

cristianismo, Desclée de Brouwer, Bilbao, 2005.

Haskings, S., María Magdalena. Mito y metáfora, Herder,
Barcelona, 1996.

Hereza, R. El desvelamiento de la revelación, Editorial La

Rama Dorada, Madrid, 1981.

King, K., María de Magdala. Jesús y la primera apóstol,
Poliedro, Barcelona, 2003.

Kitzberger, I. R. (ed.), Transformative Encounters: Jesus and

Women Re-viewed, Brill, Leiden, 2000.

Marjanen, A., The Woman that Jesus Loved. Mary Magdalene in

the Nag Hammadi Library and Related Documents, Brill,
Leiden, 1996.


Massey, L. F., Women and the New Testament, McFarland, London,

1989.

Page 318

Jesús y las mujeres 317



Meier, J. P., Un judío marginal. Nueva visión del Jesús
histórico, 4 vols. Editorial Verbo Divino, 42001-


Osborne, G. R., “Women in Jesus’ Ministry”: Westminster

Theological Journal 51 (1989) 259-291.

Piñero, A., Guía para entender el Nuevo Testamento, Trotta,

Madrid, 22007
-- Fuentes del cristianismo. Tradiciones primitivas sobre
Jesús, El Almendro, Córdoba, 1995.
-- Los cristianismos derrotados. ¿Cuál fue el pensamiento
de los primeros cristianos heréticos y heterodoxos?, Edaf,
Madrid, 2007.



Puente Ojea, El Evangelio de Marcos. Del Cristo de la fe al

Jesús de la historia, Madrid, Siglo XXI, 31998.
Complementada recientemente por las pp. 283-350 de Vivir
en la realidad, Madrid, Siglo XXI, 2007, capítulo “El mito
cristiano. El Evangelio de Marcos. Un relato
apocalíptico”.


Schüssler-Fiorenza, E., En memoria de ella. Una reconstrucción

teológico-feminista de los orígenes del cristianismo,
Desclée de Brouwer, Bilbao, 1989.


Trebolle Barrera, J., “La mujer en los textos de la secta de

Qumrán”, en I. Gómez Acebo (ed.), Mujer y ¿sectas? Ayer y
hoy, Desclée de Brouwer, Bilbao, 2000.


Witherington, B., III, Women in the Ministry of Jesus. A Study

of Jesus’ Attitudes to Women and their Roles as Reflected
in His Earthly Life, Cambridge University Press, New York,
1991.

Similer Documents