Download Sanchez, Luis Rafael - La Guaracha Del Macho Camacho PDF

TitleSanchez, Luis Rafael - La Guaracha Del Macho Camacho
File Size5.9 MB
Total Pages220
Table of Contents
                            Documento
Documento (2)
Documento (3)
Documento (5)
Documento (6)
Documento (7)
Documento (8)
Documento (9)
Documento (10)
Documento (11)
Documento (12)
Documento (13)
Documento (14)
Documento (15)
Documento (16)
Documento (17)
Documento (18)
Documento (19)
Documento (20)
Documento (21)
Documento (22)
Documento (23)
Documento (24)
Documento (25)
Documento (26)
Documento (27)
Documento (28)
Documento (29)
Documento (30)
Documento (31)
Documento (32)
Documento (33)
Documento (34)
Documento (35)
Documento (36)
Documento (37)
Documento (38)
Documento (39)
Documento (40)
Documento (41)
Documento (42)
Documento (43)
Documento (44)
Documento (45)
Documento (46)
Documento (47)
Documento (48)
Documento (49)
Documento (50)
Documento (51)
Documento (52)
Documento (53)
Documento (54)
Documento (55)
Documento (56)
Documento (57)
Documento (58)
Documento (59)
Documento (60)
Documento (61)
Documento (62)
Documento (63)
Documento (64)
Documento (65)
Documento (66)
Documento (67)
Documento (68)
Documento (69)
Documento (70)
Documento (71)
Documento (72)
Documento (73)
Documento (74)
Documento (75)
Documento (76)
Documento (77)
Documento (78)
Documento (79)
Documento (80)
Documento (81)
Documento (82)
Documento (83)
Documento (84)
Documento (85)
Documento (86)
Documento (87)
Documento (88)
Documento (89)
Documento (90)
Documento (91)
Documento (92)
Documento (93)
Documento (94)
Documento (95)
Documento (96)
Documento (97)
Documento (98)
Documento (99)
Documento (100)
Documento (101)
Documento (102)
Documento (103)
Documento (104)
Documento (105)
Documento (106)
Documento (107)
Documento (108)
Documento (109)
Documento (110)
Documento (111)
Documento (112)
Documento (113)
Documento (114)
Documento (115)
Documento (116)
Documento (117)
Documento (118)
Documento (119)
Documento (120)
Documento (121)
Documento (122)
Documento (123)
Documento (124)
Documento (125)
Documento (126)
Documento (127)
Documento (128)
Documento (129)
Documento (130)
Documento (131)
Documento (132)
Documento (133)
Documento (134)
Documento (135)
Documento (136)
Documento (137)
Documento (138)
Documento (139)
Documento (140)
Documento (141)
Documento (142)
Documento (143)
Documento (144)
Documento (145)
Documento (146)
Documento (147)
Documento (148)
Documento (149)
Documento (150)
Documento (151)
Documento (152)
Documento (153)
Documento (154)
Documento (155)
Documento (156)
Documento (157)
Documento (158)
Documento (159)
Documento (160)
Documento (161)
Documento (162)
Documento (163)
Documento (164)
Documento (165)
Documento (166)
Documento (167)
Documento (168)
Documento (169)
Documento (170)
Documento (171)
Documento (172)
Documento (173)
Documento (174)
Documento (175)
Documento (176)
Documento (177)
Documento (178)
Documento (179)
Documento (180)
Documento (181)
Documento (182)
Documento (183)
Documento (184)
Documento (185)
Documento (186)
Documento (187)
Documento (188)
Documento (189)
Documento (190)
Documento (191)
Documento (192)
Documento (193)
Documento (194)
Documento (195)
Documento (196)
Documento (197)
Documento (198)
Documento (199)
Documento (200)
Documento (201)
Documento (202)
Documento (203)
Documento (204)
Documento (205)
Documento (206)
Documento (207)
Documento (208)
Documento (209)
Documento (210)
Documento (211)
Documento (212)
Documento (213)
Documento (214)
Documento (215)
Documento (216)
Documento (217)
Documento (218)
Documento (219)
Documento (220)
Copia de Documento (222)
                        
Document Text Contents
Page 110

destacabalos libros enla trincheradel sobaco
y confiabaen que el conocimientole llegara
por el fenómeno de ósmosis: ¡qué mamey!
Ejemplo: Benny, asustadoporque mañana
por la mañanatomará un examenfinal, se
depositaestanocheen la Salade Resúmenes
de la BibliotecaGeneralde la Universidadde
PuertoRico: o seaque si Don Quijote de la
Manchavieneentamañofamiliar deveintepá-
ginas yo no voy a gastarla vida leyendo el
de verdad: o seaque yo aprendíde niño que
los libros se quedany uno se va, o seaque
yo no soyun estofón,o seaqueyo soyun tipo
listo, o sea que en sexto grado me decían
Benny Listerine. Benny volvía a la casacon
los bolsillos llenos de des y efes: Mami de
Bennydecía: antescon un donativoparares-
taurarel altar tal de la Purísimao La Alta-
graciasearreglabael majaderoasuntode las
notas: por eso yo estoyde acuerdocon una
eleganteAsociaciónde Padresy Maestrosde
Niños Universitarios. Papito Papitín decía:
celebraren fecha a convenirun get together
de maestrosen el molto bello jardino de tu
Mamá: get togethercon mozosuniformados,
cold cuts de La Rotisserie,tonelesde Beau-
jolais y Lambruscoespumoso: get together
que cargoa mis gastosde representaciónse-
natorial. O seaquelos maestrosde la Univer-
sidadde PuertoRico la hancogido conmigo:
o seaquecuentochino la UniversidaddePuer-
to Rico, basuraen- tarjetitas. O seaque hay
que copiar tanto que duele la mano. O sea
composicionessobrelos fenicios que inventa-

129

Page 111

ron el artede salarel pescado,libros gordos
y algunosmaestrosquierenque uno piense.
O seaque yo piensoque si uno piensase le
acabael piensoy despuéscómopiensalo que
le falta por pensar. O seaque la Universidad
de PuertoRico estácontroladapor los fupis-
tas, los marxistas,los comunistas,los fidelis-
tas,los maoístas,tantosistasqueperdonaque
yo insistaen la pista.

O SEA QUE de dónde salió eseenanode
carrochoferadopor choferitonegrito: sepue-
de en un Volkswagen;esacucarachade carro
quesepegacucarachamentea la gomatrasera
izquierda de mi maquinón de maquinones.
Ferraripanita: quéesestoque�~�s�, Ferraripa·
nita: dile a eseVolkswagenque no se meta
contigoporqueeso esmeterseconmigo. O sea
que ¿te atreverás?¿Se atreveráel Ferrari a
monoxidara su enemigotraseroo a pregun-
tarle ¿quétengoyo quemi amistadprocuras?
O seaqueahorasí quemesalvéyo. O seaque
no puedosoltarel freno ni pararascarmela
puntitadel. O seaquequépugilateosetraeese
carrito. O seaqueeseVolkswagenesun osado
de tamañoy el choferito negrito mira lo que
hace. Lo quehacees que sueltael guía para
intentartocarleel trozo de joyo a unaenfer-
merita que le ha puestoel trozo de joyo en
la cara: casi. O seaque quécarajopasaallá
alanteque los carros no se. O seaque esta
calle es tan tany eseenanode carro quiere

130

Page 219

TEXTO INTEGRO DE LA GUARACHA
DEL MACHO CAMACHO

LA VIDA ES UNA COSA FENOMENAL

La vida es una cosafenomenal
lo mismo pal de alanteque pal de atrás.
Perola vida tambiénes una calle chevcrona,
arrecuérdateque desayunascafé con pan.
Ay sí, la vida es unanenabien guasona
que se mima en un fabuloso Cadillac.
La trompetaa rompersu guasimilla,
las maracasque no cejenpa trás,
y los cuerosque suenena la milla,
que la cosano puedereposar,
que la �n�e�~�r�a quieresudar,
que la negrase va a alborotar.

Condominio Green Village, Río Piedras,Puerto Rico
Hotel Luxor, Playa de Copacabana,Río de Janeiro

256

Page 220

Este es un mundo dominado por el lenguaje publicitario y por las
elipsis insidiosas que impiden la comunicación y ocultan la realidad.
LUIS RAFAEL SÁNCHEZ parodia esos lenguajes letalmente contami-
nados y produce esta novela, espejo de Puerto Rico y de América
Latina, la colonizada.
Una canción, la guaracha del Macho Camacho, se convierte en un
éxito fulgurante, arrasa con el país y lo invade todo, multiplicada al
infinito, por radios, discos y televisores. La vida de Puerto Rico gira
alrededor de la guaracha, de su letanía que afirma qOe esa vida "es
una cosa fenomenal tanto p'al de delante como p'al de atrás".
Con ese fondo sonoro, y a través de un colosal embotellamiento de
tránsito donde se forma un verdadero mural de riquísimos personajes
que se entrelazan como si estuvieran bailando, un senador y su
amante, la aristocrática señora que reparte su tiempo entre el diván
del analista y el Festival Casals, el playboy tirabombas enamorado de
su Ferrari, la omnicaderosa Iris Chacón, compone SÁNCHEZ su histo-
ria que es verosímil para cualquier país latinoamericano pero facsi-
milar para Puerto Rico. La. máscara de un humor chispeante y un
lenguaje paradójicamente musical, no alcanzan a ocultar los acordes
críticos de La guaracha del Macho Camacho, novela donde la vida
no es tan fenomenal.

Luis Rafael Sánchez nació en Puerto Rico en 1936. Es profesor de
literatura en la Universidad de Puerto Rico. Ha publicado IIEn cuerpo
de camisa" (cuentos), lila hiel nuestra de cada día", 'tos ángeles
se han fatigado", lila pasión según Antígona Pérez" (teatro) y dece·
nas de artículos críticos sobre la realidad puertorriqueña en distintos
diarios y revistas.

Similer Documents